Edimburgo, la ciudad mas encantada del mundo.

Hola viajeros, hace algunas semanas prometí seguir con la guía de Edimburgo, pero como se aproximan fechas señalas, vamos a hablar de otra cara de Edimburgo, la de la ciudad encantada, la ciudad de los fantasmas de los cementerios abiertos y las leyendas terroríficas vamos a hablar de Edimburgo, la ciudad más encantada del mundo.

El origen de Halloween, tiene sus raíces en una festividad celta llamada del Samhain, que se celebraba el día 31 de octubre, donde se hacían un balance de ganancias y pérdidas, incluyendo no solo los frutos sino también los familiares ganados y perdidos.

Foto obtenida de Internet Samhain, dia de halloween celta

La noche dónde la vida y la muerte estrechaban más sus lazos, esta costumbre más tarde pasó a llamarse

All Hallow´s Eve y posteriormente, Halloween.

Edimburgo, La ciudad más encantada del mundo.

Muchas son las leyendas que envuelven a Edimburgo en misterio, los casos que han ocurrido dentro de la ciudad han sido revelados al mundo en forma de leyendas, e incluso de películas que han contado con cientos de adeptos.

En este caso os voy a contar algunas de las historias más macabras de la ciudad de Edimburgo, una de las ciudades con más actividad paranormal a nivel mundial, donde los cementerios siempre se encuentran abiertos para que las almas no se queden atrapadas en ellos.

cementerio de edimburgo

Acompáñame en este post a descubrir esas leyendas terroríficas de esta ciudad escocesa, desde asesinos en serie, a fantasmas, tumbas que reflejan a sus inquilinos e incluso brujas. Un lugar que incluso tiene en su interior una de las puertas del Infierno.

En primer lugar debo dar las gracias a la guía Mireya de Viajar por Escocia, que convirtió esa fría noche de Edimburgo en una de las más atractivas con su forma de entretenernos y divertirnos en el tour de los fantasmas que hicimos con ellos.

Edimburgo Crimen y Castigo.

La ciudad de Edimburgo era conocida como un nido de malhechores y criminales, sus calles perfectas para cometer delitos debido a la oscuridad de sus callejones eran habitualmente ocupadas por estos malhechores que decidían cometer sus actos a la sombra del castillo de Edimburgo.

Ante estos actos, el gobierno de la ciudad dio carta libre a los guardias para que emplearan los castigos que creyeran convenientes con el fin de erradicar el crimen de la ciudad.

Cruz del Mercado

Uno de los puntos donde se aplicaban los castigos era La Cruz del Mercado, en este lugar donde los habitantes de Edimburgo proclamaban las ofertas de sus productos o alguna noticia que se debiera conocer, era también un lugar para castigar a aquellos que infringían las leyes.

Aún recuerdo una de las historias, cuando algún ladrón robaba algo del mercado, y el guardia lo advertía, el ladrón era llevado a la cruz y con un clavo clavaban una de sus orejas a la misma cruz, dejándolo allí el tiempo que se estimara necesario.

A veces tenías la tentación de arrancarte tu propia oreja aunque eso no funcionaba, pues el guardia te volvía a clavar la otra aumentando en tiempo de castigo.

Pero estos castigos no eran de los más brutales, te podían enjaular en la puerta del ayuntamiento hasta que murieras o incluso si bebías en exceso y te pasabas de la raya, el castigo podría ser introducirte en un cubo de heces hasta que, como siempre, el guardia quisiera.

Cerradura en el suelo para guardar los castigos

Hoy la cruz ya no está en el lugar que estaba, y en su lugar los ciudadanos de Edimburgo han colocado una placa con una cerradura, se dice que si el crimen vuelve a la ciudad, esa cerradura volverá a abrirse, sacando de nuevo los castigos a la luz, los Edimburgueses no tienen miedo de volver a abrir “la Cruz del Mercado”. pero ¿quen tiene la llave?

Mary King´s Close, el hogar de Annie.

Ahora cuando paseas por la Royal Mile, es un lugar muy diferente a como fue antaño, cuando la ciudad de Edimburgo se quedó sin su protector, se construyeron murallas para protegerse del exterior. En esa época la ciudad crecía y se derribaban las murallas para construir nuevas.

En los huecos que quedaban libres de las murallas se creaban los Closes, hogares para gente sin hogar, hasta que la ciudad de Edimburgo sufrió un gran incendio, los pobres de los que nadie se acordaba, murieron sin recibir ayuda en el interior de los closes que eran cerrados para que los vagabundos no estuvieran por la calle.

Se dice que en los días grises, cuando caminas solo por los Closes, escuchas el agua caer aunque no esté lloviendo, esa agua son las lágrimas de aquellos que murieron quemados y que lloran para que nadie más muera así.

Pero los Closes de Edimburgo tienen otra historia, más oscura si cabe e incluso más aterradora. Y es aquí donde empieza la historia de Annie.

Como en toda Europa, la peste fue una plaga que asoló Edimburgo, curiosamente para evitar los contagios de esa “maldición” a los que se infectaban los metían en los closes con la esperanza de que se curaran.

callejon de mary kings close

Encerrados hasta que morían, podían pasar meses dentro de los Closes, pues bien, Mary King´s Close es uno de esos lugares encantados de Edimburgo.

Cuenta la historia que una familia entera fue encerrada dentro del Close, tiempo después el callejón fue abierto encontrando a todos los que allí se hallaban muertos.

Muchos años después de esto, una vidente visitó este Close topándose con las diferencias de temperatura abismal, en su investigación determinó que había una niña, Annie, la cual había muerto en el Close junto a su familia.

muecas en la puerta de Annie

Pero la niña estaba muy triste porque había perdido su muñeca, dese ese día, para que Annie éste contenta, los visitantes dejan muñecas en su puerta y misteriosamente la temperatura sube de nuevo cuando hay una nueva muñeca en la puerta de Annie.

La Historia del Joven Gaitero bajo las cúpulas de la ciudad Subterránea.

La leyenda dice que, hace muchos siglos atrás, se mandó construir unos túneles que conectaban el castillo con otras partes de Edimburgo, para saber dónde conducían esas partes, se mandó a un joven gaitero allí abajo para que tocara y así desde la superficie saber su localización.

Mientras iba tocando, los que arriba estaban sabían la localización del joven gaitero, hasta que la música cesó repentinamente a la altura de la iglesia de la Báscula.

Leyenda del Jóven Gaitero

Aún hoy muchos turistas que se alojan en el Hotel Radison, escuchan esa gaita que todavía resuena en las profundidades de Edimburgo.

Jonh Cheesly, La Mano que atormenta a los criminales.

Jonh Cheesly, era un hombre aficionado al alcohol, pero como no tenía dinero para mantener a su familia y a su vicio decidió divorciarse, al ir al juez este le dijo que aceptaría el divorcio siempre y cuando pasara una pensión a su mujer y sus hijos.

No contento con la sentencia pues seguía igual pero sin casa, decidió eliminar al juez, y una mañana cuando el juez iba a la iglesia, lo asesino con una pistola.

VIstas de la Royal Mile

Las autoridades de la ciudad, lo condenaron a sufrir uno de los famosos castigos de Edimburgo, cortarle el brazo con el que disparó y dejarlo atado a una cruz para que se desangrara durante la noche.

Pero a la mañana siguiente, cuando fueron a ver al bueno de John Cheesly, este no estaba allí.

vistas de la Royal Mile

Durante muchos años, el bueno de John, ha atormentado a los criminales de la ciudad, hasta que en los años 70 encontraron su cuerpo en una pared empotrado, en una antigua casa de Edimburgo, pero claro, sin su brazo.

Ahora, cuando paseas por la Royal Mile, si no tienes la conciencia tranquila y sientes un pequeño roce en el hombro, no mires atrás, pues John Cheesly te ha señalado con su brazo cortado.

La Puerta del Infierno, Hotel The Scotsman.

Se dice que en la última planta de este hotel, se encuentra la puerta al infierno, no hace mucho que este hotel fue un periódico, de hecho cuenta la leyenda que en su última planta en una de las habitaciones, un antiguo chico de los periódicos aún almacena los periódicos del día.

De hecho hace algunos años, unos Rusos eligieron una habitación en la última planta del hotel, en la que después de hacer algunos rituales, decidieron suicidarse. No sin antes dejar escrito en la pared con sangre.

“Nos suicidamos aquí porque esta es la auténtica puerta del infierno”.

Muchos son los curiosos que se acercan hasta el hotel con ganas de ver estas historias fantasmas de las que la información en internet parece que está oculta.

Pero es curioso por la Ubicación que tiene el hotel, justo al lado del Puente maldito de North Bridge.

The North Bridge, el Puente Maldito.

Es curioso ver un puente sin rio debajo, es algo que nos preguntamos nada más llegar a Edimburgo y pasar por primera vez por el puente.

Pero lo más curioso es que si había un rio allí, más bien una fosa donde se vertían las miserias y basuras de la ciudad.

Las mujeres que allí iban a lavar sus ropas, volvían hablando extraño e incluso parecían que estaban poseídas, llegando a practicarles algún exorcismo.

Este lugar, fue el elegido para comprobar si una mujer era bruja o no, de hecho era en estas aguas donde se las lanzaba, si flotaba era la mano del diablo que las empujaba hacia arriba.

Muchas mujeres preferían meterse piedras en los bolsillos y morir que flotar y que ajusticiaran a todas las mujeres de su familia.

Tiempo después se tapó esta agua nauseabunda y se construyó el puente, el cual se hundió como si una maldición impidiese construir algo allí.

La gente no quería pasar por el puente por miedo a que se hundiera, entonces decidieron que la persona más mayor de Edimburgo pasara por el puente para que la gente viera que era seguro.

Pero la noche anterior la mujer murió de forma Natural, entonces se decidió pasearla por el puente en una silla, cual fue la sorpresa, que la silla tropezó accidentalmente y la mujer cayó al suelo.

Todos creyeron que había muerto allí y desde ese día, nadie quiere cruzar el puente, y no lo hacen si pueden evitarlo.

El autorretrato de David Alan.

David Alan, murió y fue enterrado en el cementerio de Old Carlton, el mismo lugar que si amigo David Hume.

Por aquel entonces, las familias velaban los cadáveres en el cementerio para que los ladrones de cuerpos no los robasen. La mujer de David estaba velando el cuerpo cuando oyó a su marido quejarse.

Al ir a decírselo a las autoridades estas no la creyeron, pero al ver la insistencia de la mujer fueron a los pocos días a desenterrar a David, cual fue la sorpresa que la tapa el ataúd estaba arañada, golpeada y su cadáver volteado.

tumba David Allan

 

Justo después de eso, apareció el ultimo autorretrato de David Allan en su lapida, se cuenta que cambia con cada nueva foto, y que no hay dos personas que saquen a misma foto de la lápida de David.

Las tumbas sin Nombre, en Old Carlton.

Los cementerios de Edimburgo guardan muchos secretos, uno de los que más llama la atención es el de las tumbas sin nombre.

Cuando murió el filósofo David Hume, nadie quería ser enterrado a su lado por miedo a que les impidiera entrar en el cielo, ya que hume era el más ateo entre los ateos.

Para remediar esto, se decidió que se enterrarían a los criminales junto al padre del Empirismo, entonces las tumbas no tendrían nombre, y en su lugar solo le pondrían las iniciales de su sepulturero. 

Las jaulas anti ladrones de Cadáveres.

Cuando visitas los cementerios de Edimburgo, puedes ver que algunas tumbas están enjauladas, y no es para que no escaparan los espíritus.

Durante una época, la universidad pagaba por los cadáveres para hacer estudios de Anatomía, esto propicio que los más pobres de Edimburgo, se dedicaran a robar cadáveres para venderlos a la universidad, y así consiguieran algo de dinero.

Fue aquí cuando aparecieron dos auténticos criminales, inmigrantes irlandeses que supieron dar una vuelta de tuerca a esta compra de Cadáveres.

Burke y Hare.

Cuando los cadáveres escasearon estos dos hombres se dedicaron a invitar a viajeros solitarios en los pubs de Edimburgo por el año 1827-1828.

Estos dos asesinos, mataron a más de 16 personas en menos de un año, inventando un nuevo método de matar que consistía en comprimir el pecho de la víctima hasta que muriera de asfixia. De este modo su cómplice el doctor Robert Knox podía analizar los cadáveres sin que las heridas influyeran en los estudios.

Pero una vez que fueron capturados y tras múltiples interrogatorios, a Hare se le abrió la posibilidad de salir en libertad si delataba a Burke. Lo hizo sin miramientos y salió libre.

Burke sin embargo, fue colgado, su cuerpo fue diseccionado públicamente por la escuela de medicina de Edimburgo, su esqueleto aún permanece allí.

Lo más curiosos es que con su piel se hicieron libros, alguno de los cuales todavía se conservan como el que podemos ver en el Salón del museo de los Cirujanos.

Los 17 ataúdes de Arthur Seat.

Arthur Seat es un volcán inactivo de Edimburgo, uno de los mejores miradores de la ciudad. La historia cuenta que unos jóvenes que deambulaban por la zona, encontraron en una pequeña cueva 17 ataúdes en miniatura con figuras de madera en su interior.

Los ataudes de arthur seat

¿Quién las creo? y ¿Por qué?

Bien si recordáis antes a los famosos Burke y Hare, la historia dice que en realidad fue Hare, como arrepentimiento quien simbólicamente enterró a estos 17 cadáveres de madera.

Por lo que cada uno simbolizaba a una de sus víctimas. Para que así descansaran en paz.

Ataudes de Madera de Arthur Set

Pero ¿no habían matado a 16? Te puedes estar preguntando, pues bien para Hare, él decía que habían sido 17 por que también se echaba la culpa de haber matado a su socio, al haberlo traicionado ante la policía.

De ese modo intentó limpiar su conciencia antes de marcharse de la ciudad de Edimburgo.

Espero que hayáis disfrutado del Post, y por supuesto que cuando vayáis a Edimburgo preguntéis por más leyendas que en Edimburgo hay cientos de ellas.

Por último desearos un Halloween de Muerte.

“Un Saludo y nos vemos en el camino.”

Pedro E. Juzgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.