Que ver en Edimburgo, la Atenas del Norte

A veces cuando buscas lugares a los que ir te asaltan dudas, otras veces es un destino tan deseado que ni siquiera te lo piensas y otras muchas los viajes salen de improviso, pero seguro que siempre hay un lugar para ir, un destino fetiche o un rincón del mundo que deseáis visitar, pues eso mismo me ocurría a mí con Edimburgo, la Atenas del norte.

Edimburgo, una ciudad sorprendente.

Vamos a continuar con las Crónicas de Escocia sabiendo que a veces las imágenes de las grandes ciudades se agolpan en tu retina como recuerdos convertidos en fotografías que has visto en otros lugares, y cuando esos recuerdos se convierten en realidad llega el momento de sentir el viaje de verdad.

Si pensamos en grandes ciudades, siempre nos vienen a la mente nombres como Londres, París, Berlín o Nueva York, pero ciudades tan maravillosas como Edimburgo nunca aparecen en ese lugar.

Y aunque ese error es muy fácil de cometer visitar Edimburgo es un placer para todos los sentidos, una sorpresa constante que abarca desde el clima a las maravillosas historias que oculta la ciudad.

Edimburgo tiene historia, arquitectura y grandes rincones para descubrir, es una ciudad que inspiró a escritores de todas las épocas y por la que pasear se convierte en una auténtica aventura de descubrimiento.

Que ver en Edimburgo

Que hacer en Edimburgo es la pregunta que muchos nos hacemos cuando vamos a viajar a una ciudad nueva, de hecho es lo que más buscamos en Google, pero a veces nos hacemos esa pregunta y cuando llegamos a la ciudad nos sorprendemos mucho más de lo que nos esperábamos.

Edimburgo no es una ciudad muy grande, aunque si tienes grandes cosas por descubrir así que os voy a proponer algunas cosas para que podáis ver de las cuales son las más características.

Partida y estancia.

Mi viaje empezó el día 6 de septiembre, aunque había llegado el día 5, el día 6 por la mañana ya empecé a descubrir Edimburgo

Para llegar a Edimburgo cogí un vuelo desde Málaga con la compañía Ryanair, ahora tiene problemas con sus empleados y tenía bastante miedo la verdad, por que amenazaba huelga, pero por suerte no me pilló y llegue al Edimburgo a la hora indicada.

Los vuelos los cogí por separado y eso redijo el coste bastante, por cierto, los precios de los vuelos están en la moneada del país del que los compras, así que no os asustéis por ello, eso si Ryanair hace su propio cambio de moneda, lo que influye en el precio.

Para alojarme en Edimburgo decidí probar una experiencia nueva, algo que nunca había hecho así que reserve mediante Hostelworld una habitación compartida con otras 5 personas a las que no conocía de nada.

St christopher hostel

No pudo ser mejor la experiencia, reservé en el hostel, St Christopher´s Inn, justo en el centro de Edimburgo muy cerca de la Royal Mile. En el hostel el ambiente era increíblemente familiar, con un gran trato por parte del staff y aunque había muchas cosas mejorables era un buen sitio donde quedarse.

El precio de la habitación fue de 17€ la noche así que me salió bastante bien la jugada, con la estación de tren justo al lado y los principales medios de transporte a la vuelta de la esquina el sitio es perfecto, como ya he dicho, muy cerca de la royal Mile el corazón de Edimburgo.

Descubriendo Edimburgo.

En este primer día, las sorpresas se iban acumulando, al principio comienzas a descubrir la ciudad con un sol radiante que te invita a pasear por la Royal Mile entre nubes de turistas y gente que se agolpa en la calle.

vistas de la Royal Mile

Lo primero era cambiar dinero para poder comprar cosas básicas como la comida, o pagar las entradas a los museos, así que gracias al consejo de Marta de TuguiaenEscocia, me dirigí a una casa de cambio de las que mejor cambio tienen en la Royal Mile, se llama No1 Currency y está en plena Royal Mile.

Con el primer objetivo cumplido lo siguiente era pasear por la ciudad para descubrir sus secretos, y ¿qué mejor secreto guarda Edimburgo que la Dean Village?

Dean Village, una aldea dentro de la ciudad.

Llegar a la Dean Village desde el centro de Edimburgo a pie puede llevarte algún tiempo, pero bueno no hay mal que por bien no venga y con eso puedes ver más partes de la ciudad.

Dean Village es un lugar idílico, una aldea dentro de la ciudad que antaño tenía grandes molinos que aprovechaban el agua para moler la harina y así abastecer a las fábricas de pan, ahora es simplemente un lugar de descanso que conserva esa atmosfera de la tranquilidad de un pueblecito.

Vistas dean village

Un reclamo turístico que te premia con la belleza de su rio, sus puentes y esas sendas que te hacen recorrer el lugar sin prisa.

casitas en dean village

 

Los laberintos de callecitas estrechas y las casas coloridas que puedes encontrar dentro son un atractivo para el visitante que se siente aquí como parte de la Dean Village.

Cascada dean village

Siguiendo uno de los senderos del Rio, que te conducen por algunas vistas increíbles, y cascadas que salpican el paisaje, llegas a un cementerio donde puedes encontrar algunas tumbas famosas.

Dean cementery

Ya os hablare más detenidamente de la cultura de los escoceses con respecto a la muerte en otro post de estas crónicas de Escocia.

El Dean cementery es uno de esos cementerios que te causan impresión, tanto por la estructura que tiene, así como las diferentes lapidas que para mí son muy artísticas.

tumbas cementerio dean

Inaugurado en 1846, aún se encuentra en activo y se celebran funerales en él, es un sitio abierto al público e ideal para descubrir algunas tumbas curiosas.

El cementerio está repleto de árboles y arbustos además de una fina capa de hierba que lo envuelve todo, un lugar de inmensa paz que incluso es aprovechado por algunos para hacer running.

En este cementerio se encuentra la tumba del auténtico Sherlock Holmes, el hombre en el que Arthur Conan Doyle se inspiró para el detective más famoso de la historia.

Se trata de Joseph Bell, un médico y profesor del cual se decía que podía diagnosticar a alguien incluso antes de que hablara con él.

otras vistas del cementerio de dean

Hay tumbas increíbles y curiosas como por ejemplo la tumba de la pirámide, un sitio bastante raro que parece no pegar en mitad de un cementerio en Escocia.

piramide del cementerio de dean

Llegando al final ya es hora de salir de este cementerio y poner Rumbo hacia otra parte de la ciudad, hacia otro punto interesante de la ciudad.

Carlton Hill, increíbles vistas de Edimburgo.

Estos dos Sitios están tan alejados uno de otro que es casi imposible parar en algún otro lugar bien sea para tirar una foto o incluso para acercarte a uno de esos puestos callejeros donde se venden productos artesanales.

Lo cierto es que subir a Carlton Hill es algo que debes hacer si o si, no solo por la historia de la colina, ni por sus increíbles vistas, sino porque allí podrás tomar una de las clásica fotos de la ciudad de Edimburgo.

Cartlton Hill es un lugar muy bueno para subir a primera hora de la mañana o al atardecer donde se puede dejar correr el reloj y aprovechar para ver un atardecer increíble, con esa luz especial escocesa.

barrio leith

Desde Carlton Hill podrás obtener unas vistas increíbles de Edimburgo y del barrio de Leith (allí se rodó la película Trainspoting) En ella se encentran según nos dijo un lugareño las tres vergüenzas de Escocia.

El Partenón a medio terminar, El faro solar (en la ciudad que menos son hace) y el observatorio de estrellas (otra vez en una ciudad cubierta de nubes)

partenon edimburgo

Las vistas de la ciudad desde aquí son increíbles, y además es el lugar donde puedes hacer la típica foto que verás en muchos perfiles de instagram cuando busques Edimburgo en los hastags.

La mañana se va pasando y llega el mediodía, con el la hora clave, para tomar un pequeño tentempié, así que hay que volver a bajar para dirigirnos de nuevo a la Royal Mile.

Deacon´ Brodie Tavern.

Curiosidades de la vida, mientras iba dispuesto a tomarme una pinta en algún lugar y pese a que normalmente hago una investigación de sitios antes de ir a una ciudad, acabé sentado en la terraza de este pub en el centro de la Royal Mile.

Con mis dos compañeros de viaje, estábamos degustando una buena pinta acompañada de un Haggis que por cierto estaba increíble, y nos estábamos dando cuenta de que la gente que caminaba por mitad de la Royal mile se detenía a sacarle fotos a la Taberna.

haggis escocés

Nosotros que estábamos tranquilamente disfrutando de esa pinta, pensábamos que era algo normal pero cuando una señora muy amable nos pidió que le sacáramos una foto al cartel de la puerta, nos dimos cuenta que ese Pub es mítico y con historia.

Resulta que en este lugar R.L Stevenson fue donde escribió la historia de Dr. Jekill and Mr. Hyde, basada en la historia de Deacon Brodie, un ebanista que por las deudas se convirtió en ladrón y acabo ahorcado en una horca que diseñó el mismo.

Después de esta parada técnica es hora de continuar con la marcha en busca de algún otro lugar que ver en Edimburgo, así que no hay otra que buscar al perro más leal de la ciudad.

Greyfriars Bobby.

Tocar la nariz de este perro es un símbolo de buena suerte, ya que por su leyenda en Edimburgo se le considera un símbolo de lealtad y fidelidad.

La leyenda cuenta que este perro, quien era de John Gray, un vigilante nocturno que trabajaba para la policía de Edimburgo y el cual estuvo con su dueño unos dos años hasta que murió.

En ese momento Bobby se quedó junto a la tumba de su dueño durante los 14 años siguientes que vivió, siendo alimentado por los ciudadanos de Edimburgo, que aún hoy ponen en su tumba palos como símbolo de cariño hacia este perro tan leal.

Se encuentra justo al lado del cementerio de Greyfriars, otro punto interesante que debéis  visitar.

Cementerio de Greyfriars

Este cementerio es muy especial, en el se encuentra un reclamo turístico que se ha creado muy recientemente, aunque es un cementerio muy diferente al de Dean, es un poco más pequeño y las tumbas están más apiladas en el podéis  Visitar la Tumba de Lord Voldemort.

Si amigos, si sois fans de Harry Potter en el mismo cementerio de Greyfriars podéis visitar la tumba de Voldemort, pero con su nombre Muggle Thomas Riddle.

Se dice que J.K Rowling  paseaba buscando inspiración hasta que encontró la timba de la familia Riddle, de la cual cogió el nombre para su personaje más malvado.

Una subida al mejor mirador de Edimburgo.

Si queréis disfrutar de unas vistas increíbles, no dudéis en subir la colina, o más bien la montaña de Arthur seat, un sitio que os dejara con la boca abierta.

Para mi es el mejor mirador de la ciudad de Edimburgo, un sitio en el que la naturaleza escocesa te golpea en forma de vientos fuertes y olores a lluvia.

Subir a esta colina es un poco difícil porque las cuestas son bastante empinadas y el terreno dificulta mucho el ascenso, pero la recompensa es extraordinaria, llegar arriba y poder contemplar la magnitud de una ciudad tan hermosa como Edimburgo es algo increíble.

Desde aquí se pueden ver todos los monumentos, y además obtienes unas vistas del fiordo del rio Forth que son impagables.

Una vez bajas de Arthur seat, tienes tiempo para contemplar la obra que mayor controversia ha generado en Escocia, el parlamento.

Amado y odiado casi que a partes iguales, yo dese mi punto de vista puedo opinar que no es el de un escocés pero la lejanía que me da la situación me permite ver desde mi prima que el parlamento es demasiado moderno para una ciudad tan antigua y bella como Edimburgo.

Es decir rompe toda la estética de la ciudad creando un lugar que no pega con ella, y ese punto de vista es el que comparten muchos escoceses.

Conclusión

Sé que me dejo muchas cosas en este post, pero si siguiera escribiendo se me haría larguísimo e interminable, por eso he decidido solo daros una pequeña pincelada de la maravillosa Edimburgo.

En esta primera parte tan solo he mencionado y descubierto algunos lugares de Edimburgo que es obligatorio ver, pero sería imposible escribir todo en una sola entrada.

En el próximo post os hablare un poquito más de Edimburgo antes de ir a las Tierras Altas.

Paa mi la ciudad de Edimburgo tiene algo especial, un halo misterioso e inspirador que te embriaga a cada paso que das por ella, con sus closes y escaleras, sus gentes y aromas es un sitio al que teneis que ir si os gusta viajar.

Los sonidos de las gaitas en la Royal Mile, las iglesias convertidas en cafeterías o museos, la cultura escocesa ante la muerte…

Edimburgo es la ciudad encantada y encantadora que te dejará perpeljo con sus contrastes y sus leyendas que pronto os contaré.

“Un saludo y nos vemos en el camino”

Pedro E. Juzgado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.