Córdoba, una ciudad para perderse.

El aroma de las flores, un rasgueo de guitarra y los azules de las macetas dan nombre a un mes, el mes más cordobés Mayo. Así podría comenzar este post sobre Córdoba y su mes, lo que sería bastante buen comienzo pero con toda esa multitud de personas hablando de los mismos lugares desde Turviaje quiero daros un puntito de vista de mi Córdoba un poco diferente.

Booking.com

Un día por la ciudad.

Ahora que estamos el mes de Mayo, que es el mes al que pertenece la ciudad de Córdoba, quiero desde este pequeño espacio que tengo dedicarle unas palabras y además, poner a vuestro alcance algunas actividades que podéis hacer en Córdoba más allá de las cruces, los patios y por supuesto la Feria.

Paseo por la Juderia

Mayo en Córdoba es un mes caluroso, por lo que mi consejo es que os levantéis temprano para que podáis desfrutar de la ciudad sin sufrir mucho el calor, o como decimos por aquí “la caló”.

Para comenzar el dia no hay nada mejor que perderse por la judería, disfrutando de esas callejuelas empedradas donde los aromas a azahar se mezclan con los de los dulces y ricos platos que se elaboran para el desayuno. Por esa zona podéis desfrutar de las antiguas casas y de algunas callejas con nombre.

  • Calleja de las flores.

Una visita que no os podéis perder es a esta calleja de las flores desde la que tenéis una de las vistas más bonitas de la mezquita catedral  de Córdoba, este lugar se ha hecho imprescindible como símbolo de Córdoba y es uno de los mas fotografiados, pasear por aquí con la frescura de la mañana rodeado de flores y zambulléndote en la Córdoba de verdad es algo que no te dejará indiferente.

Esa pequeña sensación de parar el tiempo mientras caminas entre esos colores y olores es algo que de verdad no tiene precio.

  • Calle del pañuelo.

Otro de los lugares magicós que teneis que visitar es esta calle, la cual esta muy cerca de la mezquita y cuyo nombre proviene de su anchura, que no es mas que la de un pañuelo de señora.

De estilo morisco, parte de la plaza de la concha y justo al final se abre una plaza de reducidas dimensiones, considerada por algunos como la plaza mas pequeña del mundo.

Decorada con una fuente y un aromático naranjo te transporta a otros tiempos, donde el rumor del agua y el aroma a azahar te envuelven en este intimo espacio.

  • Calleja del Salmorejo

Si, si como os lo cuento, en Córdoba existe una verdadera pasión por sus platos y por su gastronomía, buena prueba de ello la encontramos en esta pequeña calle situada en plena judería, muy cerca de los jardines del Alcázar.

En realidad la calleja no es muy grande y no tiene mucho que ver, pero eso si solo por conocer la auténtica receta del salmorejo cordobés ya merece la pena visitarla.

La calleja es un éxito conseguido de la ciudadanía de Córdoba, y mas concretamente de la cofradía del salmorejo, que mediante recogidas de firmas consiguió ponerle este nombre al espacio, que ocupa, y claro siendo el salmorejo uno de los básicos de la gastronomía de Córdoba pues hay que por lo menos sacar la foto de la receta.

Continuando con el Paseo.

La mañana va pasando, y el calor del dia sube, después de haber visitado todos los recovecos de la judería (yo solo os he puesto aquí algunos puntos de interés, pero es verdad que detro de la judería cada rincón es especial) llega la hora de visitar un lugar un poco mas fresco.

La Mezquita-Catedral

La Alhambra de Granada, la Giralda de Sevilla y todos esos monumento tan imponentes y magnificos de mi tierra Andalucia no han tenido tanta polémica como la mezquita de Córdoba.

Que si pertenece al pueblo de cordoba, que si a la iglesia o que aun es de los musulmanes, todas esas teorías que se dicen y que en mi opinión no sirven para nada, la mezquita pertenece a la humanidad, pues una obra de esas características no puede pertenecer a nadie.

Rodeada por el patio de los naranjos, la mezquita se encuentra enclavada en el centro del casco histórico, ese patio es un lugar inpresionate donde puedes dejar pasar el tiempo mientras contemplas el verde de sus hojas en un entorno fresco y limpio.

Si eres cordobés tienes suerte, la entrada a la mezquita es gratis, si no pues tienes que pagar claro, alrededor de 10€ los adultos y 5€ los niños ( si en mi opinión son un poco caras) y esas son las que no tienen visita guiada.

Aunque sé que cuando entras dentro ese precio se olvida, comienzas a pasear por esos arcos esas columnas tan espectacularmente realizadas y te das cuenta de que la historia del lugar aun continua u camino.

Caminar por la mezquita es un pasaeo que te llena de realidad, y te asombras de ver como fue constuida y las curiosidades que contiene en su interior.

El lugar posee un halo mágico y misterioso que te embriaga nada mas traspasar sus puertas y te te vuelves a sentir pequeñísimo al mismo tiempo que descrubes pequeños rincones que dan un plus a esta visita.

Despues de haber recorrido todos los lugares, también puedes subir a lo más alto de la mezquita a ver la ciudad desde otro punto de vista (debo confesar que las dos veces que lo he intentado estaba cerrada por reforma pero creo que ya está abierto para que podáis visitarlo).

Dejando la Mezquita-Catedral

Una vez que has visto la mezquita llega la hora de comer, y bueno hay muchos lugares en la ciudad de los Califas para comer y muchos de ellos son buenísimos, pero yo especialmente tengo predilección por uno que para mí es de los mejores de la Ciudad, y el que más cómodo me siento cuando lo visito, tanto por la comida como por el servicio.

La Taberna del Rio

Un lugar situado muy cerca del rio y del puente romano. Llegar al restaurante es como llegar a tu casa, un ambiente familiar y cercano hacen que te sientes a comer con ganas.

Todo en el interior es de una calidad exquisita, desde las paredes hasta las sillas y mesas que han sido remodeladas recientemente, y que han hecho que el restaurante adquiera una nueva imagen más calidad.

Con tres plantas, donde la ultima es un pequeño paraíso para disfrutar por la noche de las vistas de una rivera que ha crecido poco a poco hasta convertirse en uno de los lugares de moda de Córdoba.

La nueva carta de La Taberna del Rio es increíble, un trabajo espectacular en el que Santiago Chamorro (jugandoconfuegoTV) ha puesto una gran pasión y ha conseguido un magnífico resultado.

Solo os voy a comentar algunos de sus platos que tuve el gusto de probar, más adelante os haré un post especifico de este lugar con la critica que realizo a cada sitio que voy a comer.

  • Patatas bravas

Estas patatas son un poco especiales, por que no son las típicas patatas bravas de aquí de andalucia si no que mas bien es una mezcla entre lo de nuestra comunidad y las bravas madrileñas, que vienen con una exquisita salsa de tomate casera que les da un plus de sabor.

  • Croquetas de puchero tradicionales.

Uno de los platos estrella de la taberna y que nunca fallan en cualquier comensal, estas croquetas son tan perfectas que nunca volverás a querer comer otras, por su cremosidad y el saber que son totalmente caseras es un plato que nunca debes perderte en la taberna.

  • Flamenquín Cordobés casero.

Esta especialidad es de los básicos de la provincia de Córdoba, junto con el salmorejo, es un muy recomendable si visitas la ciudad probar los flamenquines y de los mejores sitios para comerlo es en la taberna del rio.

Son caseros y la receta viene de Cañete de las Torres, con lo cual es un placer poder degustarlo.

  • Abanico ibérico a la plancha.

He de confesar que nunca había oído este nombre para una carne pero, también he de decir que es uno de los platos mas grandiosos que he comido nunca, la ternura de esta carne, junto con la salsa de gorgonzola y la albahaca hacen del plato una autentica locura que os recomiendo probar sin dudarlo.

  • Flores fritas.

Sinceramente cuando vi este postre en la carta  pensé un poco en mi pueblo y en mi infancia, y después lo corroboré cuando hablé con Santi (jugandoconfuegoTv) resulta que este postre es un pequeño homenaje a mi pueblo La Granjuela.

Con sus flores fritas y ese helado que recuerda a los pestiños que nuestras abuelas y madres hacen aquí, además acompañado de la tierra de cacao que es como el colacao que comíamos de pequeños con este dulce tradicional. Una autentica maravilla bien recreada.

Una curiosidad. 

En la juderia hay un lugar bastante curioso, os hablo de la galeria de la Inquisición, una exposicion sobre los métodos de tortura utilizados en esa época y sobre la historia de la inquisición, muy parecido a un lugar que visité cuando estube en La Haya, el Museum de Gevangenpoort: Museo de la puerta de los prisioneros.

El lugar esta construido en un ambiente lugubre que da la sensacion de estar metido en los autenticos recobecos de la oscuridad del ser humano, y de las barbaridades que somos capaces de cometer. Es una visita muy interesante y a la vez te puede producir un poco de sentimiento de tristeza por las barbaries que puedes llegar a imaginar.

Os dejo una foto de un instrumento de tortura como pequeña muestra para que si quereis visitarla os hagais una idea de lo que vais a ver.

Una última parada

Despues de curiosear un poco en la galeria de la inquisición es hora de retomar el camino que habíamos emprendido, pasar por la judería de nuevo hasta el centro, y llegar a la plaza de las tendillas.

En este lugar que es donde los cordobeses celebran los éxitos de su equipo, además de las campanadas de nochevieja, podemos sentarnos a contemplar como el ambiente de la ciudad crece poco a poco, mientras lo turistas pasean y toman fotos de esta parte de la ciudad.

Recientemente se ha abierto un Starbucks aquí, donde los jóvenes y no tan jóvenes disfrutan de esos cafés, que conllevan en si mismos un alto grado de calidad, aunque siendo sincero y eso es algo que siempre voy a tener, no se hasta que punto tienen esa calidad.

Por ultimo os voy a recomendar un ultimo lugar, en la avenida Gran capitán, cerca del corte ingles, hay un pub Irlandés que es una pasada, en cuanto a decoración y atención, un lugar muy chulo para tomar un café o una copa al caer la tarde, su nombre es O’Donoghue’s Irish Pub y os recomiendo la visita.

Este sitio que descubrí me parece perfecto para eso, una buena copa y una gran charla.

Final del Día.

Para poner punto y final al día, ese pub irlandés es una maravilla. Terminar el paseo por Córdoba dejando de lado los patios, las cruces y la feria es un aliciente más para pasar un tiempo en Córdoba, disfrutando de algo más que lo típico de este mes de Mayo.

Córdoba en Mayo es preciosa, sus flores y sus colores, el ambiente festivo que se respira, y su gente en estas fechas que parecen más alegres que de costumbre, pues si habéis disfrutado de varios días en la ciudad os dejo estas recomendaciones un poco diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver en otros blogs y guías para el mes de Mayo, una alternativa para un día de relax de patios y fiestas típicas.

Espero que os haya gustado ¿Y vosotros que alternativa me proponéis para pasar un día en Córdoba durante el mes de Mayo?

“Un saludo y nos vemos en el camino”

Pedro E. Juzgado.

Booking.com

2 comentarios sobre “Córdoba, una ciudad para perderse.

  1. Hola. Me ha encantado tu recorrido por Córdoba que no tengo el placer de conocer en persona. Y tú me has puesto los dientes largos. Lo cierto es que del sur conozco muy poquito pero todo bueno y eso que uno de mis abuelos, al que no conocí, era de esos lares.
    Un saludo.

    1. Me alegro que te haya gustado Mi Córdoba, cuando decidas venir aqui no dudes en preguntarme lo que quieras para que pueda recomendarte algunos sitios.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.