Fitur 2018: Descubriendo destinos, viajando sin viajar.

Recibiendo la noticia

Booking.com

Cuando recibí el mensaje en la bandeja de entrada de mi correo, no podía creer que fuera verdad, “Enhorabuena, tu solicitud para visitar Fitur como travelblogger ha sido aprobada”. En ese momento yo que solo llevo un año como blogger (suena raro decirlo y todo) me sentí emocionado y nervioso.

Muchos días había pasado pensando en mi visita a Fitur y ahora por fin la tenía al alcance de la mano.

La verdad es que no sabía cómo iba nada, ya ves Fitur lleva 38ª ediciones con esta, así que yo estaba como se suele decir en mi tierra “más perdío que el barco del arroz”.

Comencé a buscar en internet artículos sobre  Fitur, y cuál fue mi sorpresa que además de los buenos consejos para blogueros que iba encontrando, empecé a descubrir que había un mundo de eventos para nosotros (si ya me incluyo en esta lista de travelblogers)

Había eventos como el #AtrapaloBirratour, que organiza atrapalo, también la quedada de viajeros que organizaba minube, y algunos que otros, entonces pensé ¿Por qué no me inscribo y conozco a todos esos magníficos blogueros que sigo? (lacosmopolilla.com, condostaconesblogdeviajes.es, elrincondelsele.com, elpachinko.com, olivertrip.com, y algunos más, pero no voy a poner aquí mi lista interminable de todos los que me sirven de inspiración)

 

Con esa premisa empecé a buscar en internet y cuál fue mi desilusión más grande que encontré que todas las inscripciones estaban ya cubiertas, así que tuve que aguantarme y aprender que es lo que tengo que hacer para el próximo año (seguir trabajando y apuntar en mi agenda todos y cada uno de esos eventos para inscribirme 😉 )

La previa

Al enterarme de la noticia comencé a buscar hotel para pasar mis dos noches en Madrid, y entonces descubrí que los hoteles que ofrece la organización de la feria, se vuelven excesivamente caros y están demasiado lejos de IFEMA, con lo cual el descuento es prácticamente inútil (otro error de novato, reservar demasiado tarde)

Yo como todavía no sabía si iba a ir desde el miércoles o no, entonces deje para última hora la reserva de hotel, por suerte una amiga, Tamara que controla bastante en hoteles de Madrid me dio la solución, Hostal Greco; justo al lado de Gran Via y aunque pude hacer efectivo los descuentos el hostal me salo por 130€ las tres noches (un chollito).

Fui a la estación de trenes de Córdoba expresamente a recoger el billete del ave para formalizar mis descuentos, y bum nueva sorpresa, (esta vez para bien) solo quedaba un asiento en el tren, ¡¡¡¡Suerte!!!!

Esa noche para mí fue un no dormir, estaba nervioso e incluso en el poco rato que pude conciliar el sueño, compartí confidencias con la almohada sobre cómo sería mi viaje a la capital.

A las 7 de la mañana ya estaba viajando hacia la ciudad de los califas, para coger el Ave que me llevaría a Madrid. Nada más llegar a IFEMA contemplé por mí mismo lo que me esperaba ahí dentro, tan solo ver ese gigantesco edificio mi pequeño mundo de pueblo se me hizo gigantesco.

Andalucía, mi tierra.

La primera visita, la obligada fue al pabellón de Andalucía, que genialidad solo un pabellón para la comunidad, ahí es donde se ve perfectamente el potencial de mi tierra que alegría sentí al ver un espacio tan grande tan solo para mi comunidad.

En este pabellón, al cual acudí con los responsables municipales de mi pueblo La Granjuela que, junto a nuestra comarca el Valle del Guadiato, presentaron algunos proyectos muy interesantes.

En el stand de Córdoba, conocí a Fernando Romay, que estaba promocionando la provincia, y justo después me di un pequeño paseo por todas y cada una de las diferentes provincias, que orgulloso me sentí de mi tierra y de saber todo el potencial y la gran apuesta que tenemos por el turismo.

Diferentes espacios.

Los pabellones están divididos según países, en el pabellón nº3 donde están ubicados todos los países de América, había diferentes espacios dedicados especialmente a eventos, festivales de música a (Fitur Festivales), también al turismo LGTB (Fitur Gay LGTB), turismo de salud (Fitur Salud) y turismo de compras (Fitur Shopping)

En el Pabellón de Asia, en la sección de salud probé unas gafas de realidad virtual que ofrecían la visión de un quirófano en 3D, la mayoría de stands contaban con robots y gafas de realidad virtual que estaban a la vanguardia del turismo.

Buscando el destino de mis sueños

Cuando comencé con el Blog soñaba con viajar a diferentes partes del mundo (claro eso aún lo sueño) y la primera vez que he podido estar tan cerca de los destinos que añoro ha sido aquí en fitur.

Pasear por los diferentes pabellones me ha acercado a lugares de todo el mundo, viajando sin viajar he comprobado que todos los países son mucho más ricos de lo que incluso podemos imaginar.

 

 

Disfrute hablando con diferentes personas acerca de sus países y me decidí por visitar tres destinos, dos que me entusiasmaban desde que era pequeño Escocia y Japón (me apasionan de verdad) y por supuesto descubrí filipinas y sus maravillas que me cautivaron hasta tal punto de que quiero irme ya.

Asia.

Incredible india es el slogan de patrocinio del país, y vaya si es incredible, su stand, repleto hasta el palillo ofrecía desde pequeños aperitivos indios hasta bailes increíbles, poder oler su cocina con esa increíble variedad de especias fue un privilegio.

Japón con sus tecnologías y tradiciones era uno de los stands más grandes de este pabellón, dividido en varias zonas. Aquí se confirmó mi teoría de que el país es merecedor de una visita, cuando hablé con una de sus azafatas ataviada con el clásico kimono.

Por supuesto no puedo olvidarme de países como palestina, Irán y por supuesto filipinas, que con sus bailes y canciones alegraron totalmente el lugar.

América.

Claramente para mí el mejor sitio de todo Fitur, Sus gentes alegres y sus culturas tan diferentes me atraían una y otra vez, incluso si pasaba por los pabellones con el objeto de ir a otro lugar, siempre había algo que me hacía detenerme.

Desde Paraguay con sus trajes típicos, a Argentina con esas degustaciones de vinos y productos, sus tangos y corridos todo eran experiencias que te llamaban tanto la atención que te hacen plantearte tus destinos de viajes.

Casi todos los países tenían experiencias virtuales, México, Perú…. Que te hacían sentir por un momento como si estuvieras allí, en Perú aún recuerdo el show cooking de cómo preparar un ceviche de corvina.

México con sus mariachis es siempre un país que invierte mucho en turismo en Fitur, al preguntar a gente que había en el lugar me lo confirmaron.

Colombia fue uno de los stand estrella de la feria, con su alegría y el mejor eslogan que vi en toda la feria “tierra de la sabrosura” estaba siempre lleno, completo de gente que se paraba a jugar a sus juegos de salsa, y a ver bailar a un grupo de jóvenes que amenizaba cada media hora las largas esperas.

Costa Rica te recibe al entrar al pabellón de las Américas con el stand más bonito de todos, completo por una variedad de plantas y colores que te reclama como el lugar ideal, el paraíso en la tierra.

Bolivia, el stand más modesto pero con la gente más amable del mundo también tiene un gran encanto, una visita extremadamente recomendable para visitar destinos como la ruta del Ché y el salar de Uyuni.

Y como olvidarme de los cafés de honduras, el mojito de cuba y por supuesto las danzas tan alegres de ecuador, estos países me han robado un poquito el corazón dejándome con ganas de más, de conocer mucho más acerca de esos países.

España

El pabellón estaba dividido por comunidades que ofrecen la gran cantidad de turismo que tenemos en nuestro país y del cual podemos decir que somos potencia mundial y eso se ve.

No me cansare nunca de viajar por mi tierra de descubrir lugares y de probar nuestra rica gastronomía que tenemos

Desde Galicia hasta Andalucía, desde Extremadura a Catalunya son todos los stands que aportaban la mayoría de locales de Fitur, en ellos pude comprobar por mí mismo la riqueza (que ya sabía) que tenemos, y en donde planeadas quedan algunas visitas.

Degustar arroz valenciano, jamones extremeños, quesos manchegos, vinos gallegos y poder ver con que pasión nos representan todos y cada uno de los responsables de los stands fue un orgullo, y me ratificó en mis pensamientos de que somos uno de los mejores países para visitar tanto por los de fuera como por nosotros mismos.

El stand más atrayente era el de Cantabria con su gigantesco King Kong que estaba enfadado porque quería volver al parque del Cabárceno, despertó en mí el interés por querer conocer dicho lugar.

Los pabellones más serios.

Aquí tal vez alguien pueda corregirme si es así adelante, pero en mi experiencia he de decir que para mí el resto de países de Europa, eran los más serios, con sus stands demostrando a veces su cultura, pero la mayoría del tiempo tan solo buscaban hacer negocio, y salvo algunos como Bélgica que tenían a un maestro chocolatero haciendo una exhibición el resto estaban centrados en promover sus hoteles y negocios en lugar de llamar la atención del visitante.

Opinión personal sobre Fitur.

Para mí la primera experiencia ha sido tan gratificante que ya estoy planeando la visita del próximo año, eso si no voy a dejar de inscribirme a ninguno de los eventos que mencione al principio, este año que viene voy a ser el primero en apuntarme a todos y cada uno de los eventos.

Fitur ofrece la posibilidad de viajar sin viajar conocer gente, lugares y culturas que de otra forma estarían demasiado alejadas de ti como para verlas. Ofrece experiencias inolvidables, pero también tiene su parte oscura.

Los sábados y domingos la feria abre sus puertas al público, ese público que hace colas interminables por un cacho de tortilla y un culin de vino, esos que llevan maletas mega gigantes en donde guardan todos los catálogos posibles para destinos que jamás van a visitar.

La pena de eso es que saturan tanto los lugares que a los que de verdad quieren ir a sitios les queda poco para poder conocer la culturas y las comidas de los países, turistas en potencia que en realidad lo único que quieren es recibir todos los regalos y promociones.

Pero en definitiva el objetivo de Fitur es fomentar intercambios de encuentros comerciales entre los expositores y los profesionales para poder lograr futuros acuerdos comerciales. Y para eso es fitur, para poder promocionarte de una forma coherente, logrando dar visibilidad a tu país, empresa o proyecto.

Te dejo unos video resumenes sobre los dias de la feria:

¿Y a ti que te ha parecido Fitur?¿No has asistido?

Sientete libre de comentar lo que quieras, estaré encantado de leerte-

Un saludo viajeros, nos vemos en el camino.

Booking.com

2 comentarios sobre “Fitur 2018: Descubriendo destinos, viajando sin viajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.