Regina Turdulurom y la Alcazaba de Reina

¿Habéis sentido alguna vez la curiosidad de visitar algún sitio solo cuando vistes un cartel anunciándolo? Eso fue lo que me ocurrió en Julio, cuando me dirigía a Zafra a realizar el examen de B2 de inglés, me topé en plena N-432 con uno de esos carteles nuevos de la ruta de la Plata en Extremadura que indicaba “Teatro Romano de Regina”. La curiosidad según dicen mató algato, pero aqui fue mas bien lo que motivó la visita a este lugar.

Hablando con un par de amigos, Carlos Lorite y Gonzalo López, decidimos pasar la jornada del sábado visitando la ciudad romana de Regina Turdulorum y algunos pueblos aledaños

Salimos desde Peñarroya-Pueblonuevo (otro día haré un post dedicado a este pueblo que también tiene historia y lugares para visitar),  después de haber desayunado en “La Perla”, una cafetería que es además confitería,  nos dirigimos a Casas de Reina, un pequeño pueblo de la campiña sur extremeña donde se encuentra la ciudad romana de Regina Turdulorum. Tras 50 minutos de carretera llegamos a la localidad, seguidamente viajamos un kilómetro más, por una carretera hasta el lugar donde se halla el yacimiento.

REGINA TURDULORUM

La entrada al Yacimiento es gratuita y en el podemos ver una ciudad romana de la época de los emperadores Flavios en pleno descubrimiento, allí hablamos con el responsable, el cual nos dijo que llevaban desde 1978 con las excavaciones y que tan solo habían descubierto un 10% de la ciudad original.

Aún así se ve perfectamente la estructura octogonal típica de este tipo de ciudades romanas, así como el Foro, que como era costumbre romana, se encuentra en el centro neurálgico de la ciudad, donde confluyen las dos vías principales, El Decumenus y El Cardus Maximus.

20161001_104705

Allí se encuentra el triple templo, al igual que en las ciudades de Baelo Claudia y Sbeitla, dedicado a tres divinidades importantes del Imperio, Juno, Jupiter y Minerva.

20161001_104857

Justo al lado, encontramos aun por descubrir del todo, El Marcelvm, que se trataba de un mercado y zona de talleres, donde se desarrollaban las principales actividades económicas de la ciudad. La calzada y el alcantarillado pueden verse por todo el yacimiento, siendo este ultimo el que parece que se encuentra en mejor estado.

A pesar de todo lo que hay allí, por ver y descubrir la construcción mas importante es el Teatro (tal vez por eso haya tanta publicidad de este y no mucha de la ciudad) ya que se encuentra en un gran estado de conservación, perteneciente al siglo I d.c, es el gran reclamo de la ciudad. Es un teatro romano típico, que como otras construcciones similares de la época no se ha librado de la expoliación. La restauración que se ha llevado a cabo te permite ver los elementos originales de este espacio, que fue uno de los más importantes de la península. Según nos comento el responsable del yacimientos, los lugareños llamaban al paraje donde se encontraba el teatro “Los Paredones”, sin saber lo que realmente había allí hasta que de nuevo la curiosidad (que siempre es aliada y enemiga) llevó a estas personas a buscar mas allá.

20161001_105615

Después de visitar todo el complejo, en cual no empleamos mas de una hora y media, debido a lo poco descubierto que hay, decidimos parar para charlar un rato con el responsable, nos estuvo comentando que habían encontrado restos de un campamento militar que podía ser uno de los mejor conservados del Imperio, nos habló también de la importancia de la ciudad en las guerras de roma contra Viriato y nos recomendó volver en otra ocasión cuando las futuras excavaciones revelaran más secretos de Regina Turdulorum.

Las conclusiones que saqué de esta visita son sencillas, primero y mas obvio, es que la riqueza patrimonial de España es tan grande que podríamos convertirnos en uno de los referentes mundiales de este tipo de turismo que por cierto, esta en auge, Segundo que el descubrimiento de estas pequeñas partes de nuestra historia se ve supeditada a las políticas de aquellos a quienes elegimos y que por conflictos entre competencias (todos quieren tener el merito) se tarda demasiado tiempo en sacar a la luz estos tesoros, tercero y como siempre lo mas importante, la falta de recursos económicos, empobrecen a las zonas rurales en favor de las grandes ciudades.


Siguiendo con el viaje de este día, desde el mismo yacimiento de Regina, se puede ver en lo mas alto de un cerro cercano…..

LA ALCAZABA DE REINA

20161001_121952

El lugar desde abajo sorprende por sus muros y por las vistas del cerro donde está construida, El pueblo de Reina que se asienta a los pies del cerro sorprende por su belleza, no es el típico pueblo construido por igual y en forma compacta, su distribución es alargada debido al terreno.

20161001_130227

Justo antes de iniciar la subida al castillo, nos encontramos este cartel, que describe la fortaleza, y del cual me quedaré con esta frase “Haciendo frente al paso de los siglos, desde el horizonte se atisban los rígidos muros que ayer defendieron la población que tras ella albergaba. Como si fuera a desmoronarse la alcazaba se yergue invicta haciendo honor a su pasado glorioso.”

20161001_120621

Lo mas destacable de la alcazaba son los muros que la protegen pues por dentro esta totalmente destruida, no queda nada o casi nada de ella y quizás, el aljibe sea una autentica pieza importante.

Investigando posteriormente sobre su origen, descubrimos que esta construcción militar post-omeya tuvo 14 torres albarranas, y que fue muy importante en la protección del camino a Corduba y la ciudad que dentro se defendía.

Intramuros, existe una construcción digna de ver, La Ermita Visigoda de Nuestra señora de Las Nieves, la pena es que no estaba abierta al publico y no pudimos ver los maravillosos frescos visigodos que hay en su interior y de los cuales los lugareños nos hablaron muy bien. Aunque en una de sus paredes lo que nos encontramos fue un “graffiti” de la época de los reyes católicos, y su significado es que cuando los cristianos reconquistaron la ciudad, prometieron hacer de ella un lugar de esplendor y riqueza a sus habitantes, pero una vez tomada, en lugar de eso decidieron arrasar con todos los bosques para convertirlos en barcos y poder entrar navegando desde el Guadalquivir para seguir conquistando mas territorios, dejando olvidada para siempre a Reina y su Alcazaba, estos frescos se pintaron a modo de protesta.

20161001_12281320161001_122843

A la vuelta ya era hora de parar la ruta para comer algo, pues la subida a la Alcazaba (aunque se puede hacer en coche, nosotros decidimos subir a pie, ya que nos parecía mas autentico) y el calor del dia nos dieron hambre, volvimos por nuestros pasos a Casas de Reina, a comprobar la recomendación de TripAdvisor sobre el Mesón los palacios, un buen lugar para tomar unas cervezas artesanales de la tierra pero que, no nos convenció del todo para comer, así que nos fuimos a Llerena (visita pendiente que pronto tendréis por aquí) para disfrutar de una buena comida.

En mi sección de gastronomicón os hablare de los lugares elegidos para comer en mis rutas y de mis recomendaciones y criticas gastronómicas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.